Madrid ratifica la decisión de la Junta del Arsenal de vender la “Baleares”

fragata Baleares, amarrada en A Graña.
|

Solo la firma del contrato de compraventa separa a la fragata “Baleares” de su última navegación, la que la llevará desde la base de A Graña, donde permanece amarrada, hasta el astillero en el que se desguazará, probablemente en Canarias.
La Junta Delegada de Enajenaciones y Liquidadora de Material del  Arsenal de Ferrol conoció el pasado 7 de julio las cuatro ofertas que se presentaron al proceso de subasta iniciado un año antes y decidió adjudicársela a la UTE formada por Actuaciones Navales Las Palmas y Recuperación Materiales Diversos. Esta propuesta mejoró en apenas 26.000 euros los 350.000 del precio base fijado en la resolución del organismo.
La decisión tenía desde entonces un carácter provisional que debería hacer definitivo la Junta Secundaria de Enajenaciones y Liquidadora de Material de la Armada en Madrid y, tal y como estaba previsto –es muy raro que revoque la decisión que toma una junta delegada–, ha dado ya el visto bueno para cerrar la venta de la que fue primera unidad de la serie de fragatas F-70.
Así, en estos momentos solo resta la firma del contrato de compraventa entre las partes, acto que tendrá lugar probablemente en  septiembre, para que la “Baleares” abandone el muelle de A Graña y se convierta en chatarra.
Las cinco fragatas de la serie F-70 fueron excluidas de la Lista Oficial de Buques de la Armada en la década pasada. La “Baleares” fue la primera y lo hizo hace ya nueve años, en 2005, pero no por ello va a ser la primera en desaparecer. Así, tanto la “Andalucía” como la “Cataluña” fueron utilizadas como blanco en sendos ejercicios de tiro hace ya algún tiempo.
Las otras dos, la “Extremadura” y la “Asturias”, permanecen a la espera de que concluya la redacción del pliego de condiciones de su enajenación, probablemente, una vez desechada la opción de convertirlas en museos flotantes, con el mismo destino que su hermana mayor, la “Baleares”. n

Madrid ratifica la decisión de la Junta del Arsenal de vender la “Baleares”