El Intasa supera su primer examen ante el Emevé

|

El Intasa dio ayer su penúltimo paso para lograr el pasaporte a la fase de ascenso a Superliga. Unos metros previos a la meta que los de Manel Blanco tuvieron que sudar, como él mismo presagió pocas horas antes del duelo, ante un colista Emevé joven y sin nada que perder. Y es que, si bien el resultado de 3-0 puede dar la sensación de una cómoda victoria, los locales fueron en todas las mangas a remolque, al menos en sus tramos iniciales. Fue en estas remontadas en las que se notó el trabajo en equipo de los de San Sadurniño, junto con la falta de veteranía de su adversario, que nunca llegó a cerrar unos parciales en los que fue por delante. De hecho, el punto de set del primer parcial llegó fruto de un error de saque visitante. En el segundo los errores llegaron por ambas partes, lo que favoreció a un grupo local que vivió en estos minutos su momentos más “relajados”. La tercera manga ofreció la mejor versión de ambos equipos, con punto de Parga para iniciar, una vez más, la remontada (16-16). Los locales siguen segundos, después de que el Boiro sumase asimismo un triunfo ante el Vigo, con más renta sobre el Valladolid, que venció 3-2 al Dumbría.

El Intasa supera su primer examen ante el Emevé