Recimil, O Inferniño y Cantón tendrán parques infantiles cubiertos

El mantenimiento de las zonas de juego incluye trabajos diarios, semanales y mensuales jorge meis
|

La ciudad cuenta con más de 50 parques infantiles repartidos en los ámbitos rural y urbano. A estos hay que añadir el boom de los parques biosaludables que en los últimos años han proliferado en zonas verdes y plazas de Ferrol formando circuitos de aparatos que completan los parques infantiles. A estas instalaciones se suman también los existentes en los centros educativos de Primaria y también en las guarderías de gestión municipal –Caranza y Esteiro–.
Con toda esta cantidad de instalaciones, el mantenimiento y el control es fundamental, sobre todo al tener en cuenta el público que hace uso de estas instalaciones, niños y mayores, en el caso de las áreas biosaludables.
Actualmente, por su ubicación, la gestión de estas zonas infantiles pertenece a concejalías diferentes –Servizos y Educación–, la idea del Concello es que una vez que vayan concluyendo las relaciones contractuales con las correspondientes empresas de mantenimiento de estas áreas de juego se incluyan todas, incluidas las de centros educativos, en el mismo pliego y las realice la misma empresa adjudicataria.
Pero desde el área de Servizos se va más allá y, aunque no de forma inmediata –todavía no se han aprobado los presupuestos de este año ni han comenzado a elaborarse los de 2017–, el concejal Germán Costoya, ya contempla otras intervenciones, que, además, figuraban en el programa electoral del partido socialista y pretenden ponerse en marcha en este mandato.
De este modo, el edil indicó que “son prioridades desta concellería ter parques infantís cubertos, tal e como se tiña anunciado na campaña”.
El mal tiempo dificulta durante el invierno que los niños puedan disfrutar de estas áreas y además también se estropean más fácilmente los parques, por lo que se ha pensado en zonas de mucha afluencia de público y en las que la cubrición de los parques no supusiese ningún tipo de ruptura con el entorno.
Con estas premisas, Costoya tiene ya claro en qué tres zonas se acometerá ese proyecto de parques infantiles cubiertos. Serán las zonas de O Inferniño, el Cantón de Molíns y la plaza de Sevilla, en el barrio de Recimil.
Otra de la prioridades destacadas por el concejal, y que se recogen ya en el contrato que se pretende adjudicar en breve, es la mejora o el cambio del firme de varios parques. De este modo, explica que “é necesaria a a substitución do garbancillo nos parques infantís por chan de caucho continuo, tanto por razóns de accesibilidade como de seguridade e tamén de hixiene.
En este sentido, también se han establecido prioridades, ya que muchas de las áreas ya disponen de caucho en la superficie. Las primeras actuaciones se ejecutarán, como indicó Germán Costoya, en la zona de Santa Mariña y en el barrio de Esteiro.
Con estas premisas, y al margen de futuras incorporaciones de parques que todavía tiene en vigor su servicios de mantenimiento, el Concello ha sacado a contratación el mantenimiento de todas estas zonas de juegos de la ciudad , por un importe de 153.537,84 euros al año, más 17.000 euros anuales para afrontar gastos derivados de posibles averías.
La duración del contrato será de dos años prorrogables.

Recimil, O Inferniño y Cantón tendrán parques infantiles cubiertos