O Parrulo cayó en un choque con polémica

|

El conjunto de O Parrulo se encontró ayer en la localidad salmantina de Alba de Tormes con el obstáculo añadido de los árbitros al equipo local del Albense y se dejó tres importantes puntos de cara a conseguir el objetivo de pelear por el ascenso de categoría. El técnico de la escuadra departamental, Mario Cabo, dijo ayer tras el encuentro que barajó, en un momento dado, retirar a su equipo de la pista del Municipal de Alba dado el doble rasero con el que los colegiados estaban actuando y cómo este estaba condicionando de forma decisiva el desarrollo del mismo.

Ya en la primera parte se dejó sentir, según los ferrolanos, la presión sobre los árbitros, que no solo castigaron con más dureza las acciones de O Parrulo, sino que incluso sancionaron un penalti que, a su juicio, no existió. A pesar de todo ello, el partido pudo haber caído de cualquiera de los dos lados hasta prácticamente mediado el segundo tiempo –Pana marcó el 3-2 en el minuto 32–. Pero la expulsión de Vituco y el posterior gol de los salmantinos –además de que los ferrolanos alcanzaron las cinco faltas, por cero de los locales, en los primeros minutos de este período– les permitió abrir brecha y hacerse con el triunfo.

O Parrulo cayó en un choque con polémica