La atención telefónica del Sergas evitó en el área unos 12.000 desplazamientos

centro de salud espasante SALA DE ESPERA PACIENTES
|

El plan de atención telefónica a los pacientes por parte de los profesionales de medicina de familia –médicos de cabecera– ha supuesto una agilidad en el sistema sanitario de los centros de salud, que han evitado desplazamientos de los pacientes desde distintos puntos de los municipios y consultas presenciales, que se han solventado en casi la totalidad de los casos a través de la línea telefónica.
En la gerencia ferrolana el sistema funciona desde hace unas doce semanas y comenzó a llevarse a cabo de forma pionera en el centro de salud de Ares.
Ahora, tres meses después, se puede calificar de exitosa la medida ya que, según los datos facilitados desde esta área sanitaria, se han evitando cerca de 12.000 desplazamientos a los centros sanitarios –concretamente 11.769, que son las consultas acogidas al plan de atención telefónica–. Este número supone un 6,21% del total de atenciones que se estima que se llevan a cabo en los centros de salud de esta Gerencia, una cifra superior a la media gallega, que sitúa en un 5,5% el total de consultas recibidas en atención primaria.
Además, solamente el 0,07% de las llamadas realizadas han tenido que traducirse en consulta presencial en el médico, por considerarse que no podían ser atendidas por teléfono.

aUMENTO DE LLAMADAS
En las doce semanas que lleva en funcionamiento este sistema en la Gerencia ferrolana se ha ido experimentado un progresivo ascenso de consultas a través de la línea telefónica. De este modo, si en las primeras seis semanas el promedio de consultas semanal era de 775 llamadas, las otras seis semanas esta cifra ascendió a 1.186, al irse conociendo el modelo de atención y los buenos resultados del mismo.
Para optar a la consulta telefónica por parte del paciente es necesario, a la hora de pedir la cita, solicitar que esta sea telefónica. Entonces, se registrará como una consulta más, según la distribución horaria acordada por el facultativo. El día y hora fijado, el personal médico se pondrá en contacto con el paciente para realizar la consulta a través del teléfono, en el horario pactado. La actividad se registra en la historia clínica del paciente, de modo idéntico al que se produce, en su caso, en una cita con presencia física. En el supuesto de que la consulta no pueda ser realizada vía telefónica, como consecuencia de los datos que aporta el paciente, automáticamente el médico de familia deberá remitirla a consulta presencial, por lo que el paciente deberá acudir al centro de salud para ser atendido.
La historia clínica informatizada y la receta electrónica son elementos que permiten que este tipo de consultas se puedan llevar a cabo, ya que hacen que se llegue a recetar a través del ordenador y que las medicinas se recojan en la farmacia.

La atención telefónica del Sergas evitó en el área unos 12.000 desplazamientos