Enésima oportunidad

|

El Deportivo visita hoy La Rosaleda, donde el Málaga y la escuadra coruñesa protagonizarán un duelo con sabor a Primera, entre dos de los principales aspirantes a subir a la máxima categoría y con una nueva ocasión para los coruñeses de meter la cabeza en los puestos de ascenso directo, después de haber desaprovechado ya nueve oportunidades esta temporada.

La escuadra herculina tendrá que demostrar que no teme a las alturas, después de que la pasada semana dejara escapar el liderato de LaLiga 1/2/3 con un empate en Riazor frente al colista (1-1).

Los pupilos de Natxo González se han acostumbrado a fallar cada vez que tienen una de las dos primeras plazas de la clasificación al alcance de su mano, pero el tropiezo del Albacete ayer en su campo ante el Oviedo (0-0) permite a los coruñeses poder demostrar que no les puede la presión cada vez que se ven arriba. Con un triunfo en Málaga, el Depor adelantaría al equipo andaluz en la clasificación y daría caza al conjunto manchego con 50 puntos, pero le superaría en la tabla por el golaveraje.

Derrotar a la historia
Lo primero que tiene que hacer la escuadra deportivista para traerse los tres puntos de La Rosaleda es derrotar a la historia, ya que el equipo herculino no vence en Liga en el estadio malacitano desde el 10 de mayo de 2003.

Aquel día, el conjunto coruñés, dirigido por el técnico Javier Irureta, se impuso en el feudo andaluz por 0-2, con un gol en propia puerta de Fernando Sanz y otro del argentino Lionel Scaloni.

Desde entonces, los blanquiazules han visitado La Rosaleda en once ocasiones, con un balance de siete empates y cuatro derrotas. Tres de ellas, en los últimos duelos.

Al Depor le espera un adversario que, de la mano del entrenador Juan Ramón López Muñiz, basa su fuerza en la solidez defensiva. El fútbol del Málaga no es vistoso, pero sí efectivo. La escuadra andaluza es una de las que menos pases realiza de la Liga y es la que menos goles marca de los ocho primeros clasificados, sin embargo, es la que menos tantos ha encajado.

El cuadro andaluz, que se convertirá en el nuevo líder si vence esta tarde, ha empatado sus dos últimos compromisos en casa, ante el Almería (1-1) y Las Palmas (0-0).

Un visitante al alza
El Depor, por su parte, afronta el choque de hoy en su mejor momento de la temporada a domicilio. Tras una sequía de triunfos lejos de Riazor que se prolongó durante casi cuatro meses, el conjunto de Natxo González ha ganado en sus dos últimos desplazamientos  —Gijón (1-2) y Granada (0-1)— y esta tarde buscará su tercer triunfo consecutivo como visitante, algo que no consigue desde el curso 2013-2014.

Para este encuentro, el técnico deportivista recupera a un jugador clave en defensa y en las acciones de estrategia, Domingos Duarte, que se perdió el partido con el Nàstic por acumulación de tarjetas.

También vuelve Mosquera tras su lesión muscular y apunta a la titularidad, mientras que Vicente y Carlos, pese a estar recuperados, podrían empezar en el banquillo, ya que el entrenador no quiere correr riesgos para evitar una recaída.

Enésima oportunidad