O Parrulo, a por tres puntos que lo guíen a la salvación

partido de fútbol sala entre O Parrulo y el Gran Canaria
|

El pabellón Ciudad de Toledo va a ser el escenario que mañana, a las 18.30 horas, acoja la disputa del partido entre el Aspil Vidal Ribera Navarra y O Parrulo, correspondiente a la vigésima jornada en la Primera División. De impartir justicia se van a encargar los colegiados aragoneses Alonso Montesinos y Santander Flamarique.
El encuentro es complicado para la escuadra departamental, ya que su rival está luchando para tratar de clasificarse para los play-off por el título, por lo que ambas formaciones necesitan los tres puntos para conseguir sus objetivos.
El cuadro ferrolano está con mucha moral después de salir por primera vez de los puestos de descenso y sus jugadores esperan mantener la misma línea en el choque de mañana.
El entrenador del conjunto ferrolano, Diego Ríos, comenta sobre el choque que “va a ser muy duro, porque ellos tienen opciones de entrar entre los ocho primeros. Son uno de los equipos más trabajados a nivel táctico de la liga, con una defensa agresiva y con muchos cambios, mientras que en ataque pueden jugar de pívot o de cuatro, con un sistema muy mecanizado”.
El técnico del conjunto departamental también añade que “no quiero destacar a ningún jugador en particular, sino que destacaría al conjunto, al tratarse de una plantilla corta, pero de un perfil parecido, pero cuentan con David y Rubi, que disputaron la última Eurocopa y forman la columna vertebral junto a Hamza”.
Además, Diego Ríos reconoce que “llegamos mentalmente muy bien a este partido. Conseguimos realizar lo más difícil, pero queda mucho todavía, porque necesitamos muchos puntos, pero es cierto que ahora dependemos de nosotros. El equipo está fuerte y desde las Navidades estamos entrenando muy bien”.
El equipo ferrolano entrena esta mañana, a las 10.30 horas, en el pabellón de Caranza y, posteriormente, emprenderá el desplazamiento a tierras navarras para concentrarse de cara al enfrentamiento de mañana. l

O Parrulo, a por tres puntos que lo guíen a la salvación