El Valdetires, a ganar y esperar la carambola

|

No es una situación idílica para el Valdetires pero, al menos, el cuadro ferrolano encara la última jornada de la liga regular con opciones de clasificarse para el play-off de ascenso a la máxima categoría nacional. El cuadro de la ciudad naval, sin embargo, no depende de sí mismo para lograr el objetivo, que pasa porque las pupilas de Lombardía ganen en su visita al Morrazo –18.00 horas– y que “pinchen” algunos de sus rivales directos.
Los puntos que se dejó por el camino en las últimas semanas hacen que la formación ferrolana llegue a esta cita definitiva como segunda de su grupo, de ahí que necesite que el líder, el Soto del Real, pierda en su visita al Segovia. Otra opción pasa por intentar acceder al play-off como uno de los dos mejores segundos de todos los grupos. Algo que solo sucedería si su triunfo ante el Morrazo llega acompañado del traspié del Cádiz, que actualmente ocupa la segunda posición en el grupo III. Esto último parece poco probable, puesto que las gaditanas juegan como locales y lo hacen, además, ante el penúltimo clasificado.
No es un panorama alentador, pero el Valdetires no arroja la toalla y confía al menos con cumplir la parte que le toca, la de ganar su encuentro. No hay muchos secretos para lograrlo  y la mayoría de ellos pasan por demostrar más intensidad y, en palabras del técnico Manuel Lombardía, que quede claro “quién se juega más” durante el partido. No en vano, para el Morrazo el choque poco aliciente tiene más que escalar alguna posición en la tabla clasificatoria y mirar hacia mejores lugares en la categoría.
Ante el Chiloeches, la semana pasada, el Valdetires demostró que tiene potencial suficiente para derrotar a cualquier rival, aunque ello dependa en buena medida de su solvencia defensiva y, sobre todo, su capacidad para resolver en los metros finales. Virtudes en las que se tendrá que prodigar para ganar al Morrazo y esperar que una carambola de resultados lo lleve al play-off. l

El Valdetires, a ganar y esperar la carambola