A acabar con muchas rachas

Aitor Pascual intentará darle seguridad y profundidad a la banda derecha del equipo ferrolano | jorge meis
|

Acumular cuatro jornadas sin ganar es un lastre demasiado importante para un equipo que quiere meterse en la lucha por el ascenso a Segunda. Al Racing le ha costado verse a seis puntos de las posiciones deseadas –el liderato ya está a doce–, así que la necesidad de ganar comienza a ser urgente. Es lo que buscará en el partido que lo enfrenta al Celta B esta tarde –18.00 horas, A Malata–. El rival, que se encuentra en la actualidad en la tercera plaza clasificatoria, será una buena piedra de toque para saber en qué momento se encuentra el cuadro verde.


También deberá valer, por ejemplo, para poner punto final a la racha de tres derrotas consecutivas como local. Es algo que hace que, en vez de ser un fortín, A Malata se haya convertido en un chollo para los visitantes. Así que con el Racing en la antepenúltima plaza de la clasificación relativa a los encuentros disputados como local, su intención es la de derrotar a un rival de campanillas y, de esta manera, coger un subidón de cara al futuro más inmediato.
Las condiciones en las que el equipo ferrolano hace frente a este partido, sin embargo, no son las mejores. Con la sanción de Aldalur y las bajas por lesión de Maceira, Alain Eizmendi y Joselu, tan solo 17 jugadores de la primera plantilla están en condiciones de jugar esta tarde. De todas maneras, los que salten al terreno de juego de A Malata esta tarde tienen nivel suficiente como para llevarse los tres puntos y confirmar así que tiene un buen nivel.

A acabar con muchas rachas