Un arranque liguero discreto

El equipo ferrolano no pudo aprovechar su ventaja ante el Atlético de Madrid B | miguel martín/el gol de madriz
|

De los últimos cinco años en Segunda B, solo el Racing de la temporada pasada tenía menos puntos que el de la presente. Los 13 que el equipo ferrolano ha sumado gracias a sus tres victorias y cuatro empates lo sitúan en la undécima posición de la tabla clasificatoria, a seis puntos de las plazas que clasifican para la fase de ascenso a Segunda –su objetivo–, a diez del liderato y con cuatro de ventaja sobre las posiciones de peligro de perder la categoría, tanto a través de una promoción de permanencia como de manera directa.
El rendimiento de esta campaña dista mucho del de hace dos, cuando el equipo dirigido por Miguel Ángel Tena ya ocupaba el liderato del grupo 1, con 23 puntos. Mientras, en las temporadas 13/14 –con José Manuel Aira de entrenador y solo 19 participantes– y 14/15 –Manolo García estaba en el banquillo–, el cuadro verde había sumado respectivamente 14 y 13 puntos (igual que esta) y acabó clasificándose para la fase de ascenso a la categoría de plata del fútbol nacional.
Esta temporada se da la circunstancia de que la cuarta plaza está muy cara. Solo en la temporada 14/15, con el Guijuelo con 21 puntos, estaba más difícil que en la actual. l

Un arranque liguero discreto