La juez pide informes sobre las inspecciones a clubes de alterne de Lugo en la causa “Carioca”

|

La titular del Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes, dictó un auto por el que pide a la Inspección de Trabajo que “emita certificación de todas las inspecciones practicadas en clubes de alterne de la provincia de Lugo entre 2004 y 2009, indicando igualmente los agentes de Policía Nacional o Guardia Civil con los que se intervino”.

Nueve años después de que arrancase la operación “Carioca”, sobre una supuesta trama vinculada a la prostitución, De Lara prosigue las pesquisas con este auto en el que se reclama también a la Dirección General de la Guardia Civil y a la Comandancia de Lugo, “a fin de que remitan copia compulsada de la hoja de servicios” de un brigada del Instituto Armado investigado por varios delitos; “cohecho, omisión del deber de perseguir delitos y tráfico de influencias”; y para una nueva toma de declaración al agente el 22 de noviembre.

 

Equipo

En el documento judicial, donde se pide también la comparecencia en calidad de testigos de mujeres supuestamente explotadas en los clubes investigados, se demanda, a su vez, que se “libre oficio a la Comandancia de la Guardia Civil, para que por quien corresponda se certifique sobre la composición del equipo de personas del Emume que desarrollaban los distintos agentes que la componían, distribución jerárquica, funcional y material de las mismas, especialmente en materia de inspección de clubes y controles de extranjería”.

La juez Pilar de Lara en las nuevas diligencias solicita, por lo demás, que se “libre oficio al grupo operativo de extranjeros de la Comisaría Provincial de Policía Nacional de Lugo, además de la de Viveiro, para que remitan copias” sobre inspecciones en distintos clubes de alterne, de 2006 a 2007, en concreto: La Peonza, el club Luzan y Carus y el Eclipse.

Esta operación, que arrancaba a finales de 2008, supuso casi un año después, en octubre de 2009, la entrada de agentes en el club Queens, epicentro de las investigaciones, donde fue detenido su propietario, José María García Adán, que ahora cumple condena por un delito de malos tratos a su pareja, en una pieza separada de la “Carioca”. En el marco de esta causa casi un centenar de personas son investigadas, entre ellos agentes de la Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil, además de políticos.

La juez pide informes sobre las inspecciones a clubes de alterne de Lugo en la causa “Carioca”