La liga vuelve a A Malata

SDC Galicia de Mugardos-Racing Club Ferrol XLIII Trofeo Concello de Mugardos de fútbol A Pedreira Luis Polo (19-8-2014) TEXTO: Joselu intenta controlar una pelota
|

 

La competición liguera vuelve a A Malata con motivo del primer partido que el Racing juega como local este campeonato. El equipo ferrolano, después de las buenas prestaciones que ofreció la temporada pasada –fue segundo en el grupo I, de ahí que jugase la fase de ascenso– pretende igualar o mejorar ese rendimiento en la presente. Y el partido que lo va a enfrentar al Murcia esta tarde –20.00 horas, A Malata– es una buena piedra de toque para empezar a comprobar su nivel, dado que el rival está llamado a ser uno de los que pelee por estar en la zona alta de la clasificación.
El Racing empezó el torneo de la regularidad con un empate en su visita al Langreo y no quiere demorar más el sumar la primera victoria de la competición. El hecho de jugar en su feudo, donde la pasada temporada fue el segundo mejor de su liga, ejerce además como motivador para un grupo que volverá a reencontrarse con su afición y, en el caso de algunos jugadores, a presentarse ante ella. Las incorporaciones realizadas por el cuadro verde, de hecho, tendrán esta tarde la ocasión de jugar por primera vez ante la que va a ser su afición, a la que esperan agradar en el aspecto individual a través de una victoria en lo colectivo.
Muchos de los nuevos fichajes estarán en el once inicial que hoy saque el técnico Manolo García. Álvaro Cuello, Maceira, Thiago o el goleador Joselu se postulan, o bien como titulares, o bien como protagonistas del partido durante algunos minutos. Junto a ellos, jugadores que la pasada campaña demostraron que su nivel es más que válido para competir en esta categoría serán los encargados de intentar guiar a la escuadra ferrolana a su primera victoria y, de esta manera, a empezar a aproximarse la zona alta.

COMODIDAD
El Murcia, mientras, parece llegar en el papel de víctima. Los problemas se le han acumulado en las últimas semanas –al descenso administrativo le siguió la “huida” de muchos de los jugadores de su plantilla, que se quedó solo con siete efectivos antes de los tres fichajes de esta semana y del paso al primer equipo de uno de sus canteranos– y por eso solicitó el aplazamiento de este encuentro. La Federación, sin embargo, negó esta opción y el cuadro “pimentonero” tuvo que desplazarse a Ferrol, donde de todas maneras espera empezar a mostrar los poderes que atesora. Y es que la presencia de jugadores como Acciari, Miguel Albiol o Rubén Sánchez –con experiencia en categorías superiores– indica que tienen potencial para complicarle la vida a cualquier rival.
Será la vuelta de José Manuel Aira a la que ha sido su casa las dos últimas temporadas y media como técnico. El preparador, que al frente del Racing vivió dos éxitos como el ascenso a Segunda B y la clasificación para la fase de ascenso a la categoría de plata, fichó por el cuadro “pimentonero” tras no renovar su contrato con la entidad ferrolana. Sin embargo, los problemas que tiene la entidad para la que ahora trabaja lo “obligan” a seguir en Segunda B y, por el momento, en una situación precaria. De todas maneras, el equipo murciano pretende plantarle cara a su rival en lo que puede ser el partido entre dos de los aspirantes a luchar por las primeras posiciones.

La liga vuelve a A Malata