El Gobierno afirma que el atentado en Kabul es “un ataque contra España”

British soldiers carry the dead body of a victim after an attack on a guest house attached to the Spanish embassy in Kabul, Afghanistan December 12, 2015. Afghan security forces suppressed a suicide attack on a guest house attached to the Spanish embas

|

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró que es “un hecho indubitado” que “España fue atacada y que servidores públicos españoles han sido atacados”, pese a las informaciones de la policía afgana y del grupo terrorista que afirman que el atentado terrorista ocurrido este viernes en Kabul estaba dirigido a una casa de huéspedes anexa a la Embajada española en la que había personas de distintas nacionalidades.

“Está fuera de toda consideración que han sido dos policías españoles los que han sido asesinados y dos afganos que prestaban servicio a la embajada de España también han sido asesinados. Resulta evidente que, más allá de la reivindicación, fue un ataque contra España”, insistió el ministro en su visita a León, donde transmitió el pésame a la familia de uno de los fallecidos, el leonés Isidro Gabino Sanmartín Hernández, casado y con tres hijos.

avión de regreso

El ministro confió en que a medida que avance la investigación se pueda aclarar todo lo relativo a este atentado terrorista, y afirmó que ya está disponible un avión del Ejército español para repatriar a España los cadáveres de los dos policías. En el mismo avión viajarán a España sus compañeros de dotación, que serán relevados en Afganistán por un equipo de diez policías nacionales.

La repatriación tendrá lugar “lo antes posible” y una vez que concluyan los trámites de la administración afgana, explicó Fernández Díaz.

El ministerio decretó que durante tres días las banderas de las dependencias policiales de toda España ondeen a media asta y otorgó a los dos fallecidos la condecoración de la medalla de oro, la máxima distinción del Cuerpo Nacional de Policía.

Durante su intervención, Fernández Díaz hizo un relato de los hechos, que se produjeron el viernes a las 14.00 horas, cuando un vehículo estacionado junto al muro de protección de la Embajada española en Kabul explosionó y causó “heridas graves” al policía leonés fallecido. Además, la explosión también provocó en el muro una brecha por la que entraron tres terroristas.

rescatado con vida

Sanmartín no falleció en la explosión, sino que fue rescatado con vida, pero murió cuando estaba siendo trasladado al hospital, agregó el ministro. En cuanto al número de heridos, el ministro manifestó que la información es aún “confusa” y que el Gobierno no dispone en este momento de todos los datos, pero que se encuentra a la espera de recibir información más concreta.

Fernández Díaz mantuvo un encuentro con la viuda del policía natural de La Bañeza, Estefanía, y con uno de sus hijos, Aarón, de seis años, para transmitirles “cercanía, cariño y admiración por su marido, un servicio público, un policía nacional que entregó la vida sirviendo intereses de España y defendiendo en vanguardia la seguridad y la libertad de los españoles”, dijo.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, se desplazará a Kabul para coordinar en persona la repatriación a España de los cadáveres. Fuentes de la Dirección General de la Policía confirmaron que la previsión es que Cosidó se desplace con un contingente policial que sustituirá a todo o a parte del personal de seguridad de la Policía que prestaba servicios en la legación española en el país asiático. El director general de la Policía habló con los siete policías que permanecen en Kabul, y confirmó, en su mensaje publicado en Twitter, que todos están bien.

El Gobierno afirma que el atentado en Kabul es “un ataque contra España”