Borrachera copera de goles

Copa del Rey Racing de Ferrol contra Atlético Astorga
|

juan quijano 
FERROL

Esta vez la Copa del Rey le va a durar al Racing más de un sorbo. El equipo ferrolano resolvió con una goleada sobre el Atlético Astorga su estreno en el torneo del KO en un partido que sirvió para disipar las dudas que pudieron haber surgido del hecho de no haber ganado en las dos primeras jornadas del campeonato liguero. El cuadro verde sacó a relucir en esta ocasión la capacidad de los jugadores de su plantilla y, por  eso, se hizo con la victoria.
El once titular que presentó ayer el Racing no fue muy distinto al que había jugado el sábado pasado frente al Murcia, pero la manera de emplearse sí que fue diferente. Entre eso y las facilidades defensivas que dio el Atlético Astorga en los primeros minutos, el encuentro quedó rápidamente sentenciado. A los cinco minutos llegó el primer gol cuando, tras una recuperación de balón, Joselu sirvió un pase que dejó solo a Thiago ante el meta rival, al que superó por bajo. Y el segundo tanto se produjo diez minutos después, marcado por el mismo jugador a través de un disparo seco desde fuera del área.
Lo decantado que estaba el marcador hizo que el partido bajase de intensidad a medida que pasaban los minutos. El equipo visitante, de hecho, aprovechó la nueva situación para “entrar” en el encuentro, como demostró sobre todo a través de un remate de cabeza de Roberto Puente que el meta Galván desvió “in extremis” a córner. Pero, a nivel ofensivo, poco más hizo el Atlético Astorga, que aunque ya tenía a su rival más o menos controlado, no poseía argumentos suficientes para crear alguna opción de marcar algún gol que le diese opciones de recobrar posibilidades.

sentencia
Nada más lejos de la realidad, porque entre que el Atlético Astorga recuperó su versión errática de los minutos iniciales –sobre todo en cuanto a salida del balón– y que el Racing no quiso bajar el ritmo, los goles fueron llegando. El tercero fue de Joselu al remachar un centro de Jonathan Aspas tras un rechace del portero. El cuarto, a través de un remate de Brais Abelenda en boca de gol después de que una pelota derivada de un saque de esquina quedase suelta. Y el quinto gracias al lanzamiento final de Dalmau tras otro rechace del portero a un lanzamiento anterior .
El partido ya estaba más que resuelto y el tramo final no sirvió prácticamente para nada. Eso sí, el Atlético Astorga no se fue de vacío de Ferrol, sino que consiguió un golazo gracias al golpe franco que Víctor, desde cerca de treinta metros, coló por la escuadra. Incluso pudo meter un segundo con un penalti que el meta racinguista Galván rechazó. No hubo nada más, solo la brusquedad visitante de los últimos minutos del choque, porque este ya estaba resuelto de antes. n

Borrachera copera de goles