Los Presupuestos del Estado han abandonado varios proyectos

VISTA GENERAL FERROL DESDE BRIÓN
|

La presentación de los Presupuestos Generales del Estado, como los de cualquier otra administración pública, genera siempre unas expectativas que suelen verse satisfechas o defraudadas según quien realice la valoración. Cuando el gobierno local es del mismo color político, como sucede en la actualidad, las declaraciones van en la línea de considerar que los proyectos más importantes están contemplados; cuando ocurre lo contrario se echan en falta un sinfín de inversiones fundamentales. Frases manidas como que “el papel lo aguanta todo” se convierten en realidad si se echa un vistazo a lo ocurrido con las cantidades consignadas en las cuentas estatales para Ferrol en los últimos años porque, como precisó el propio alcalde, José Manuel Rey –aunque en un sentido distinto– “no basta con pintar euros”; después hay que gastarlos.
Siguiendo con la paráfrasis, para la ciudad se han “pintado” muchos euros que solo han sido números en un papel. Más o menos silenciosamente ha desaparecido de los Presupuestos Generales del Estado el proyecto de crear un parque empresarial en la zona de Leixa. Parece lógico cuando municipios del entorno rebajan el precio de su suelo industrial y aun así no encuentran compradores, pero nadie dice claramente que el proyecto está descartado.
Hubo un tiempo en que la demanda de que el tren de alta velocidad llegase hasta Ferrol parecía unánime, pero ha ido perdiendo fuelle quizá porque las prioridades fueron cambiando. Los estudios preliminares para este ferrocarril de última generación, a los que inicialmente se otorgó un plazo bastante extenso –de 2006 a 2013–, con una inversión prevista de más de un millón de euros, se fueron postergando y, desde la llegada del Gobierno de Rajoy, estos trabajos tuvieron sobre el papel 16.000 euros en 2012, 50.000 en 2013, 15.000 en 2014 y 0 para 2015. Tampoco se han dado explicaciones al respecto, pero resulta más que dudoso que Ferrol pueda estar conectado alguna vez a través de este medio de transporte.

PATRIMONIO
El castillo de San Felipe ha sido considerado por los sucesivos gobiernos locales como uno de los valores turísticos más importantes del municipio. Es una de las bazas de más peso para que Ferrol pueda obtener la declaración de Patrimonio de la Humanidad, pero languidece a la espera de nuevas actuaciones desde que en 2011 se consignaron los últimos 655.000 euros para la rehabilitación de la Casa del Gobernador. En 2012 se reservaron 25.000 para pagos pendientes y a partir de ahí se esfumó de las cuentas del Estado.
Hay otros proyectos que no han desaparecido, pero cuyas partidas se reflejan en los presupuestos año tras año sin que ello parezca ir más allá de la simple consignación numérica. Quienes se felicitan de la aparición en los presupuestos de 2015 de 3,5 millones para las obras de seguridad vial en la avenida de As Pías –el coste total del proyecto– quizá deberían recordar que  ya en 2014 se reservaban 200.000 euros para una obra que, hasta ahora, continúa pendiente.
Y lo mismo cabe decir de las cifras millonarias que se recogen en las cuentas estatales para ayudas de reindustrialización y que quedan pendientes porque se presentan pocos proyectos y porque los que lo hacen, en su mayoría, no reúnen los requisitos. El ejemplo más claro está en que de los 45,7 millones consignados para este fin en 2014 quedan por gastar 44,9.
En cuanto a la comprometida rehabilitación del cuartel de la Guardia Civil de Ferrol, el pasado año se destinaban en los Presupuestos del Estado a estas obras –cuantificadas en 726.000 euros– 106.000 euros. Pero los trabajos no se han iniciado y solo cabe esperar que en la partida de 860.000 euros que el Ministerio del Interior destina a actuaciones de infraestructuras para la Guardia Civil se incluya el proyecto.
Las obras de los interceptores generales del margen derecho de la ría, incluidas en el proyecto global de saneamiento, son las que suman la mayor inversión de las previstas para 2015, con 16,9 millones de euros, pero en los presupuestos figuran también partidas de 485.720 euros para el ferrocarril al puerto exterior; 15,4 millones correspondientes a otras inversiones de la Autoridad Portuaria y 1,2 millones para subsanar los problemas de desprendimientos en el entorno de la vía en el barrio de Santa Mariña. En este recuento no se incluyen  los créditos de Industria para las nuevas construcciones de la Armada, las ayudas a la reindustrialización o las actuaciones en Navantia Fene para preparar el astillero de cara a su posible participación en el proyecto de parque eólico marino de Iberdrola.
Sumar el dinero que recibirá Ferrol de los Presupuestos del Estado no es fácil porque muchas actuaciones encuentran acomodo en partidas genéricas, pero ni siquiera hacer las cuentas significa, a juzgar por lo sucedido en los últimos años, que ese dinero vaya a ser realmente invertido.

Los Presupuestos del Estado han abandonado varios proyectos