“Manzoni es un autor que respeta a los lectores, no los manipula”

Entrevista a Giovanni Albertocchi
|

El profesor parmesano Giovanni  Albertocchi es uno de los ilustres participantes en las Xornadas Literarias que este año celebra Neda en honor del escritor italiano Alesandro Manzoni. El docente de la Universidad de Girona es uno de los especialistas internacionales en la obra del célebre autor de “Los novios”, una de las novelas cumbre del siglo XIX.      

¿Le sorprendió que le llamasen de Neda para este encuentro?
Me alegró mucho la idea de que en un lugar que no es una gran ciudad interese la literatura italiana. De hecho he sabido que en la Biblioteca de Neda hay casi 120 libros de autores italianos y el día de la presentación de las Xornadas en Humanidades varias personas me hablaron de su lectura de “Los novios”.

¿Qué conoce de Esther Benítez, la gran traductora ferrolana de literatura italiana en España?
Es una figura de referencia, la responsable moderna de abrir camino a los grandes autores italianos. La propia traducción de “Los novios”, la obra de Italo Calvino, Pavese, etc., siempre con un rigor y una calidad incuestionables.

¿Cuáles son las claves de la obra de Manzoni?
Es un escritor fundamental en Italia. Es un autor que respeta al lector, no lo manipula, su obra une la educación y la información al tiempo que entretiene, y con un fondo poso moral edificante, donde se distingue el bien del mal. También le habla al lector italiano de su historia y de su propia identidad. Por cierto, durante el franquismo “Los novios” estuvo censurada ya que hay una referencia a la dominación española en el norte de Italia en el siglo XVII, aunque Manzoni no era para nada antiespañol, al revés. Luego, el día de la presentación en Ferrol me preguntaron por la lengua que utilizaba.

¿Cuál fue su labor en este campo?
Unificó el italiano moderno partiendo del toscano, ya que en Italia había a mediados del siglo XIX numerosos dialectos. El Gobierno lo llamó para que se hiciese en la sociedad lo que él había hecho en lo literario, pero ahí no tuvo éxito ya que en 1860 solo sabía leer y escribir el 2% de la población, y cada comunidad quería que su dialecto fuese el “italiano”. Hubo que esperar al siglo XX con la emigración y otros acontecimientos, como el servicio militar, para esa unificación.

Además de “Los novios”, ¿qué otras obras suyas son referenciales?
Tiene una novela judicial, “La historia de la columna infame”, de una modernidad permanente que habla de la responsabilidad individual y el libre albedrío, aplicable en situaciones de “obediencia debida” como en regímenes totalitarios. De hecho tuvo mucha influencia en la obra de Leonardo Sciascia que incluso escribió el prólogo de la edición española.

“Manzoni es un autor que respeta a los lectores, no los manipula”