Cuando el campo es el principal rival

A Malata partido de fútbol entre el Racing y el Izarra
|

 

Ya el entrenador del Izarra, Sergio Amatriain, lo comentó en la rueda de prensa posterior al partido contra el Racing. “Quizás el terreno de juego no está todo lo bien que debiera y eso dificulta la circulación de la pelota”, reconoció. También desde el cuerpo técnico y la plantilla racinguista se incidió en el tema. “Hablar del campo suena a excusa... pero el estado en el que está no ayuda al juego asociativo”, explicó el capitán Pablo Rey. El caso es que el césped de A Malata, en vez de ser un aliado, se está convirtiendo en un enemigo para el juego del equipo ferrolano, que espera una solución para poder desarrollar de mejor manera su estilo.
Para ello, después del taqueado que se realizó ayer, a partir de hoy se va a iniciar una regeneración completa del terreno. Este trabajo, que llevarán a cabo operario de la empresa Cespa, consistirá en realizar un escarificado profundo, aireación hueca, recogida de tacos, recebo con arena y resiembra mecánica con césped deportivo. A la espera de que la lluvia no retrase las labores para que el terreno de juego mejore su estado, el cuadro verde confía en que para el próximo partido que se disputará en A Malata –el sábado 26 de septiembre, contra el Pontevedra–, el césped presente un mejor aspecto y, sobre todo, que no perjudique el fútbol que desarrolle el cuadro verde.

chispa
Pero, al margen de que el estado del césped no está beneficiando al Racing para desarrollar su estilo en los partidos, la plantilla reconoció que el empate cosechado el domingo ante el Izarra fue producto, sobre todo, de los errores del equipo ferrolano. “Con el balón no estuvimos tan finos como en otros partidos y eso se nota, sobre todo, ante rivales que se repliegan bien, como el Izarra”, explicó el capitán Pablo Rey. Mientras, Marcos Álvarez cree que “faltó algo de chispa, El partido del miércoles se notó, aunque no es excusa, porque tuvimos días para descansar”. Por último, el defensa José Manuel Catalá no quiso dramatizar el resultado y recordó que “si Madrid o Barcelona tienen partidos malos, imagínate nosotros. No podemos pretender ganar todo”.
Por lo menos, el cuadro verde sumó un punto y llegará al partido de este domingo en el feudo del Sporting B con la intención de sumar los tres para seguir en la zona alta de la clasificación. “Sea la salida que sea, tenemos que ir con mentalidad ganadora”, dijo Marcos Álvarez, mientras que Catalá cree que es un escenario buen para ganar.

Cuando el campo es el principal rival