Malestar en las empresas de buses por no advertir el Concello del corte en la calle del Instituto

bus calle alcalde usero girando
|

El corte al tráfico rodado de un tramo de la calle del Instituto ha pillado, literalmente, por sorpresa a los conductores de buses que a diario salen de la estación ferrolana. El colectivo manifestó su malestar por la reiterada –inciden– actitud del Concello, que no les advierte de las restricciones de tráfico en la zona ni facilita alternativas para que puedan desarrollar su trabajo con normalidad.
La alternativa que les queda a los conductores de los buses que salen de la estación es dirigirse desde allí a la calle Alcalde Usero. Pero la tarea no está exenta de problemas. El hecho de que se mantengan las plazas de estacionamiento en este último vial complica prácticamente a diario las maniobras que deben realizar los conductores de vehículos de más de quince metros de largo. Y es que una simple curva se convierte para ellos en un gran obstáculo al permitir que se continúe aparcando en las intersecciones de la calle Alcalde Usero. Los afectados inciden en que, al menos, la colocación de unas vallas impidiendo temporalmente estacionar en un pequeño tramo –mientras continúe cortada la calle del Instituto– les facilitaría considerablemente la realización de las maniobras pertinentes.
La situación, denuncian, no es nueva. “Llevamos años sufriendo lo mismo”, aseguran, al tiempo que lamentan que cuando se proyectan este tipo de restricciones de tráfico rodado, el gobierno local no se las comunique con la suficiente antelación y les facilite alternativas. La incomprensión del mutismo del Concello en este tipo de actos es total cuando, explican, disponen de varios medios para trasladar a las empresas de autobuses –en este caso– los cortes de tráfico en viales por los que circulan habitualmente.
Muestra de la reiterada conducta del Ayuntamiento, y en este caso del equipo de Rey Varela, es el hecho de que hace unas semanas, coincidiendo con el paso de la vuelta ciclista a España por la ciudad, se cortó la avenida de Esteiro al tráfico rodado sin enviar una comunicación a los encargados del mencionado servicio de transporte público en la ciudad. Como consecuencia, recuerdan, “la gente se quedó tirada en las paradas”, debiendo además justificar posteriormente desde la empresa la falta de comunicación con el Concello de Ferrol en este tipo de situaciones.
Los afectados califican de “vergonzosa” la actitud del gobierno local ferrolano.

Malestar en las empresas de buses por no advertir el Concello del corte en la calle del Instituto