Hermida reconoce un enero "negro" por los seis muertos en atropellos

|

Lugo, 23 ene (EFE).- El jefe de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico en Galicia, el teniente coronel José Hermida, reconoció que enero está siendo "bastante negro" en lo que se refiere a la siniestralidad viaria, como consecuencia de las seis víctimas mortales por atropellos en lo que va de mes, las dos últimos este fin de semana en el municipio lucense de A Pastoriza.
"Es un problema serio. Llevamos un mes de enero bastante negro en ese sentido, porque en el conjunto de las carreteras gallegas tuvimos seis muertes por atropellos y es una cifra muy alta. Es una de las más altas en los últimos años", precisó en declaraciones a EFE.
De hecho, confirmó que una parte importante de las labores de prevención de la Guardia Civil de Tráfico se centrará este año, precisamente, en los peatones, porque los siniestros protagonizados por viandantes representan "un porcentaje bastante elevado en Galicia" y es algo que "hay que recortar".
En ese sentido, recordó que 2011 terminó con veinte peatones fallecidos, mientras que en 2010 fueron 33 los viandantes que perdieron la vida en las carreteras gallegas, por lo que ahora "preocupa mucho" que sólo en un mes hayan muerto seis personas por atropellos en la Comunidad Autónoma.
"Hubo una reducción de víctimas mortales el año pasado, pero veinte siguen siendo muchas y seis en el mes de enero es una barbaridad", insistió.
En cuanto a las medidas que van a emplear los agentes de Tráfico, Hermida dijo que los guardias civiles "aconsejarán y asesorarán" a los peatones que vean caminando por las carreteras y "en caso de infracciones por conductas de tipo suicida, se aplicará el reglamento de circulación, que establece sanciones para ese tipo de comportamientos".
Con respecto a las causas que provocan una tasa de atropellos tan elevada en las carreteras gallegas durante los meses de invierno, influye que "los días son más cortos", las condiciones climáticas adversas y los peatones no visten prendas reflectantes, porque "lo importante es hacerse ver", aclaró Hermida.
De hecho, el teniente coronel informó de que la mayor parte de los accidentes, "por no decir en el cien por cien de los atropellos con víctimas mortales, se produjo en horas nocturnas y los peatones no llevaban ninguna prenda reflectante".
"En la mayor parte de los casos, el conductor se vio sorprendido por el peatón. Como ve perfectamente el coche, porque viene con luces y hace ruido, piensa que el conductor también lo ve a él. Ese es el problema, porque muchas veces no se da cuenta de su presencia hasta que siente el golpe o percibe algo delante del vehículo. No le da tiempo a reaccionar, realmente", aclaró.
Además, hay otro tipo de causas "inevitables", añadió, que están relacionadas con la propias infraestructuras y la situación demográfica de la Comunidad Autónoma, porque "hay una gran dispersión poblacional, con gente mayor en las aldeas que tiene pocos reflejos, y bastante circulación de vehículos por las diferentes pistas y carreteras" rurales.EFE 1011162 jrr/av

Hermida reconoce un enero "negro" por los seis muertos en atropellos