Advierten a varias capitales europeas de un posible atentado antes de Año Nuevo

|

Un “servicio de Inteligencia amigo” ha advertido a varias capitales europeas de la posibilidad de que pueda tener lugar en Europa un atentado con bomba o con armas de fuego antes del día de Año Nuevo, según informó ayer la Policía austriaca en un comunicado colgado en su web.

La Policía eludió detallar las ciudades incluidas en la advertencia y no precisó el país de procedencia del servicio de Inteligencia mencionado. 

Sin embargo, las fuerzas de seguridad del país elevaron su nivel de alerta y vigilancia sobre eventos, personas y contenedores que pudieran albergar posibles explosivos.

La advertencia recibida sí precisa los nombres de posibles atacantes, aunque de momento la investigación sobre los mismos no ha arrojado resultados concretos. “No sabemos si esta gente existe en la vida real, o si son solo nombres si una persona de verdad tras ellos. Ahora mismo no tenemos pruebas de que se encuentren en Viena o incluso en Europa”, explicó el portavoz de la Policía, Christoph Pozl. 

Por otro lado, el grupo armado kurdo Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK) se atribuyó el atentado del pasado miércoles contra el segundo aeropuerto de Estambul, en el que murió un trabajador de la limpieza y otro resultó herido.

El TAK explicó en un comunicado que es el responsable del lanzamiento de un proyectil de mortero contra el Aeropuerto Sabiha Gokcen. El ataque se saldó con cinco aeronaves dañadas.

El grupo es responsable de otros atentados perpetrados lejos del sureste de Turquía de mayoría kurda, como el ataque contra un autobús militar que en 2012 se cobró la vida de dos militares en una localidad turística.

El grupo está vinculado en sus orígenes con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pero en estos momentos ambas organizaciones son independientes. Las dos son consideradas organizaciones terroristas por Ankara y Estados Unidos.  

Mientras, al menos una decena de combatientes tuareg fallecieron esta semana por dos atentados islamistas cerca de la frontera septentrional del país con Argelia, según informaron las fuerzas tuareg. Primero, seis combatientes del Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad, el grupo rebelde tuareg más grande del norte de Mali, que fallecieron el jueves cuando las milicias islamistas atacaron un puesto de control de la ciudad de Talahandak. Al día siguiente, otros cuatro milicianos tuareg fallecieron en una emboscada a un convoy de refuerzos cerca de la frontera, según explicó el integrante del grupo bajo el que se reúnen los grupos tuareg y denominado Coordinación de Movimientos del Azawad.

Esta organización, que firmó en junio un acuerdo de paz con el Gobierno maliense para poner fin a una disputa separatista, acusó de los atentados a la rama de Al Qaeda en el Magreb Islámico y los grupos yihadistas Ansar Dine y el Frente para la Liberación de Macina.

Advierten a varias capitales europeas de un posible atentado antes de Año Nuevo