Una fiesta para celebrar con la afición

Racing Club Ferrol-Real Valladolid Club de Fútbol B 14ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol A Malata Jorge Meis (22-11-2014) TEXTO: Los Diablos Verdes animan desde el Fondo Sur de A Malata
|

 

El Racing quiere celebrar junto a su afición la magnífica trayectoria liguera que lleva hasta ahora –es líder del grupo I y dispone de siete puntos de renta sobre el segundo clasificado–. Para ello, el consejo de administración racinguista pretende hacer de A Malata una fiesta del fútbol gallego en los dos próximos encuentros que allí se disputen, en los que el cuadro verde ejercerá de local –mañana contra el Celta B y la semana que viene frente al Coruxo–. Ambas citas han sido designadas como “día del abonado”, por lo que los socios de la entidad podrán adquirir entradas a un precio bonificado –13 euros en Tribuna, 10 en Preferencia y 7 en el Fondo Sur– para presenciarlas y dar más ambiente al recinto. 
Por ahora, la venta de localidades para el encuentro ante el Celta B va a un ritmo lento, pero el club espera que hoy y mañana crezca para que el estadio ferrolano presente, si no la mejor, sí una de las mejores entradas de esta temporada. Para ello las oficinas que el club tiene en A Malata estarán abiertas esta mañana –entre las 10.00 y las 14.00 horas– y en la jornada de mañana –de 11.00 a 13.00– para que los abonados que lo deseen puedan adquirir sus localidades y, de esta manera, que el estadio de la ciudad naval acoja a más de dos mil espectadores en el encuentro que mañana, a partir de las 18.00 horas, lo va a enfrentar a la escuadra filial de la entidad celeste.

unión
Será la manera de confirmar una comunión entre equipo y afición que ya se vio el pasado domingo en el primero de los derbis gallegos que el Racing tiene que disputar de manera consecutiva, el que lo enfrentó al Compostela.
“La afición se está portando muy bien, viaja y se desplaza cuando puede, en A Malata siempre nos animan... y eso se nota”, admitió acerca del apoyo de la afición Marcos Álvarez.

Una fiesta para celebrar con la afición