España mantendrá su crecimiento económico pese al bloqueo político

27 julio 2016 página 32 El ministro Luis de Guindos interviene en el desayuno El Ágora de El Economista. El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ha advertido este lunes de que una posible salida del Reino Unido de la U
|

Son varios los indicadores que en las últimas semanas arrojan algún síntoma de fatiga –consumo de las familias, comercio minorista, creación de empleo, consumo eléctrico de las empresas, entre otros–, pero no apuntan a un quebranto en el avance del PIB, que según los expertos consultados por “El Economista” mantendrá niveles en torno al 3% pese al bloqueo político. 

En resumen, son más los vientos de cola que las amenazas que encara la economía española. Eso no impedirá que en algún trimestre se perciba una cierta ralentización muy marginal del crecimiento, explicaron los economistas Fernando Méndez Ibisate y Javier Santacruz.

Según los datos publicados el viernes por el Instituto Nacional de Estadística, el comercio minorista acumula 23 meses de alzas, pero ralentizó su ritmo de avance en julio hasta el 3,1% frente al 5,9% del mes anterior. 

Pese a que esta situación suceda en un mes de rebajas, Santacruz quita importancia a ese efecto, al tener en cuenta que actualmente proliferan distintos tipos de promociones a lo largo del ejercicio. Además, según datos de la Confederación Española del Comercio, las ventas en el pequeño y mediano establecimiento han sido mayores que el año anterior, si bien lamenta la CEC que el alza no ha sido generalizada y reconoce que el semestre ha sido complicado.

El dato de PIB publicado el jueves por Estadística arroja una menor aportación de la demanda interna al crecimiento (3% en el segundo trimestre frente al 3,8% del trimestre anterior), debida en parte a que el consumo de las familias crece menos (0,7% entre abril y junio frente al 1% en el primer trimestre). 

En este aspecto, Santacruz indica que también se produce un efecto precio, dado que la inflación está en tasas negativas, y admite cierta fatiga en el indicador, remarcando que las inercias positivas no pueden mantenerse con la misma fortaleza trimestre tras trimestre.

El profesor de la UCM Fernando Méndez Ibisate destaca no obstante el dinamismo del sector turístico, que corona un nuevo récord. No obstante, en correlación con los datos de comercio, sí se detecta un menor gasto por turista.

El consumo público disminuyó un 1,6% en el segundo trimestre, algo que los expertos no consideran motivo alguno de alarma, dado que es coherente con la falta de Gobierno y la necesidad de controlar el gasto para ajustar el déficit y cumplir los compromisos adquiridos con Bruselas. 

En este sentido, Ibisate destaca que su impacto en la ralentización de la demanda interna tiene el aspecto positivo de embridar las cuentas públicas. 

El profesor Juan Fernando Robles quita importancia a la caída del consumo eléctrico de medianas y grandes empresas registrado en julio, del 4,4 por ciento, dado que es un mes en el que la lógica empresarial hace reducir la producción. 

En cuanto a la ralentización de la creación de empleo (2,9% en el segundo trimestre frente al 3,2% en el primero), los expertos destacan el hecho de que sobre todo se crea empleo temporal, y que se ha perdido algo de impulso ante el bloqueo político al no avanzarse en la redefinición del mercado laboral.

España mantendrá su crecimiento económico pese al bloqueo político