La llegada del AVE a Galicia se retrasará casi un año hasta finales de 2019

Feijóo recorrió las instalaciones de la nueva planta hidroeléctrica de San Pedro II xoán crespo
|

La llegada del AVE a Galicia, prevista para 2018, se retrasará casi un año hasta el tercer trimestre de 2019, aunque estará en pruebas “durante unos meses”. Así lo confirmó ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, tras la reunión que mantuvo con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la que, entre otras cuestiones, tenían previsto fijar una fecha nueva para la alta velocidad gallega.

En concreto, la circulación de los trenes de comprobación alcanzará el tramo entre la localidad de Taboadela y la ciudad de Ourense –donde no hay vía de AVE–, después de que finalicen las obras del tramo que conectará con Pedralba de la Pradería (Zamora) y enlazará Madrid y Galicia con alta velocidad ferroviaria.

El ministro de Fomento reveló también que el tramo de la alta velocidad entre Zamora y Pedralba de la Pradería, que permitirá reducir en treinta minutos el trayecto ferroviario entre la capital española y Galicia, estará “completamente finalizado” y “en condiciones de poner a disposición el servicio” a finales del año 2018.

El ministro de Fomento afirmó que es “muy prudente” con estos plazos, que anunció tras tener “la certeza de poder cumplirlos”, y recordó que la conexión de Galicia con la meseta en alta velocidad ferroviaria es un asunto “prioritario” para el Gobierno de España y su presidente, Mariano Rajoy.

“Ha dicho en innumerables ocasiones que es una actuación imprescindible para mejorar la competitividad de Galicia, para vertebrar el territorio español y para mejorar la calidad de vida de los gallegos”, recordó.

La fecha anunciada por De la Serna supone un retraso de, al menos, nueve meses sobre el último plazo anunciado para la entrada del AVE en Galicia, que se fijaba en 2018.

Sin embargo, el ministro aseguró que en las condiciones actuales su previsión supone un “tiempo récord” para la finalización de las obras de la alta velocidad ferroviaria en las provincias de Zamora y Ourense.

“dificultades técnicas”

En concreto, De la Serna señaló las “enormes dificultades técnicas” que presentan algunos de los tramos del AVE a Galicia que, “asociadas a dificultades administrativas”, demorarán la conexión en alta velocidad de la región con Madrid.

El ministro de Fomento admitió también que el “periodo de Gobierno en funciones” ha tenido “un impacto negativo” en la ejecución de las obras, algo que compartió el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo.

“Llevamos trasladando desde diciembre de 2015 que el bloqueo en el que estaba sometida España iba a tener consecuencias, y que saldría caro, sobre todo, para las infraestructuras complejas”, lamentó Feijóo.

Con todo, el presidente de la Xunta celebró la concreción de los nuevos plazos anunciados por el ministro, incluido su compromiso de visitar Galicia “cada tres meses”, y aprovechó para reclamar también que la ciudad de Lugo cuente en un futuro con conexión ferroviaria de alta velocidad.

“Es la ciudad gallega más cercana a Madrid y la que tiene más retrasada su conectividad a Madrid” (ferroviaria), destacó el presidente de la Xunta para reivindicar un tren que acerque Lugo con la capital de España en un trayecto de tres horas. “Todos estamos esperando poder venir a Madrid en condiciones similares al resto de España”, añadió, en referencia al AVE (que acumula una década de retrasos en Galicia).

La llegada del AVE a Galicia se retrasará casi un año hasta finales de 2019