Un partido para limpiar el mal resultado anterior

Tena, durante el encuentro de la semana pasada frente al Boiro | daniel alexandre
|

Después de desaprovechar el pasad domingo, con su derrota ante el Boiro, la ocasión de clasificarse de forma matemática para la próxima edición de la Copa del Rey, el Racing acude al partido que mañana disputa en el feudo de la Arandina con la intención de desquitarse de ese fiasco y asegurar su pase. “Solo nos queda encarar este duelo con la máxima exigencia”, confesó el técnico Miguel Ángel Tena. Y, aunque al equipo ferrolano le baste un punto, el preparador racinguista adelanta que “vamos con la idea de ganar el partido, porque si vas con la intención de empatar al final las cosas acaban saliendo mal y lo pierdes todo”.

La última derrota ha tornado en incómoda la situación clasificatoria de un Racing que, de todas maneras, depende de sí mismo para lograr la clasificación para la Copa del Rey. “En el fondo, la presión que tenemos es las que nos hemos buscado durante toda la temporada”, conviene el entrenador del equipo ferrolano. Así que, aunque acabar en las posiciones que darían paso al torneo del KO no sería lo mejor para una temporada pensada inicialmente para volver a luchar por el ascenso a Segunda, sí que sería un mal menor.


Pero para ello el cuadro verde debe mostrar un aspecto competitivo e intenso en el encuentro de mañana. “Lo menos es que seamos profesionales”, anuncia un Miguel Ángel Tena que explica que “si algo busco como entrenador es que el equipo dé buena imagen, compita, tenga intensidad...”. Sería, a su juicio, la manera de irse de vacaciones “con un buen sabor de boca” y, de paso, ayudar al club y a la afición con la clasificación para la Copa del Rey de la próxima temporada. “Ellos se merecen estar en esta competición y es nuestro deber cumplir”, explica Tena.

Adversario
Aunque la Arandina ya consumase su descenso hace un par de semanas, el rival que el Racing tendrá mañana enfrente es una de las preocupaciones que el preparador tiene para el partido de mañana. “Es un rival mucho más peligroso de lo que era antes, cuando los jugadores estaban más presionados. Ahora, sin embargo, es todo lo contrario”, apunta Tena antes de exponer que “ahora los jugadores están mucho más sueltos”.


Su análisis del cuadro burgalés continúa exponiendo que “antes defendían más en bloque y en ataque apenas marcaban. Pero en los últimos encuentros el equipo se parte más, defienden con cinco jugadores y, cuando recuperan la pelota, hacen transiciones defensa-ataque muy rápidas con cuatro jugadores que dejan descolgados y a los que habrá que estar atentos para que no nos creen peligro”.

Esa será la forma de repetir un nivel como el dado hace un par de semanas en el campo del Coruxo, cuando el Racing se impuso por 0-2, pero sobre todo de alejarse de la dada en el encuentro de A Malata frente al Somozas. “Es cuando más me he cabreado, porque a nivel de intensidad no competimos de igual a igual contra un rival que venía ya descendido”, comenta el preparador verde.

Un partido para limpiar el mal resultado anterior