siempre

Una oportunidad de crecimiento

En consecuencia, es importante que quienes ocupan cargos de gobierno, a todos los niveles, se esfuercen más y mejor por afrontar esta época de crisis, con la mejor disposición para el diálogo sincero y con la buena regla del servicio permanente, sobre todo hacia los más débiles.Para empezar, será bueno dejar que la conciencia nos hable y establezcamos periodos de reflexión, de cercanía ciudadana, al menos para darnos fortaleza y no caer en la desesperación o crecer en la envidia.