República �

Poco que celebrar

Y una estrategia de la izquierda mayoritaria representada por el PSOE para dejar atrás la República “burguesa” y dar el salto a una República de “soviets” similar a la que pocos años antes, en Rusia, tras una guerra civil sangrienta y la caída de la Monarquía zarista, había dado pie a la Unión Soviética.El político que con mayor empeño impulsó dicha causa fue Francisco Largo Caballero, líder del PSOE, partido que en 1934 tuvo un papel destacado en la ‘revolución’ de Asturias, un levantamiento armado contra la República.