presidencia PP

Sostiene Casado

Porque aunque ahora, años después, manifieste su desacuerdo con la estrategia seguida por Rajoy y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría frente al referéndum ilegal del 1 de octubre, afirmando que se negó a comparecer pese a que ejercía de portavoz del partido, cosa que ponen en duda dirigentes y ministros de la época, eso sólo demostraría su cobardía pasada y no una valentía sobrevenida.Parece evidente que Pablo Casado no se benefició de los presuntos y desvergonzados sobresueldos pagados a una élite directiva de su partido desde una caja B que él ni ordeno poner en marcha ni mantener.