Montero

Todo sea por no discriminar vocales

Lo mismo, en una próxima intervención, Montero completa el ciclo e incluye “escuchadis y escuchadus”.

El Gobierno prevé empezar la reforma fiscal por la tributación empresarial

Se empezará con la modificación de los impuestos que gravan los beneficios empresariales y la riqueza

El Gobierno dice que no prorrogará el estado de alarma porque "presionen" las comunidades

Montero asegura que lo harán si lo recomiendan los expertos

Una edil trans de UP, en huelga de hambre hasta que se apruebe la ley

Raffaella Corrales, una mujer trans que es concejala de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Tórtola de Henares (Guadalajara), inició una huelga de hambre y aseguró que seguirá con ella hasta que no se apruebe la conocida ley trans en el Congreso.El pasado día 10 comenzó esta huelga de hambre en la que le acompañan otras activistas del colectivo trans, alrededor de 70 repartidas en todo el país, según ha señalado Corrales a Efe, y adelantó que la van a continuar hasta que esta ley llegue al pleno del Congreso para su debate y tramitación.Corrales subrayó que decidieron llevar a cabo esta "medida de presión" porque consideran incomprensible el bloqueo de la ley por los desencuentros entre PSOE y Unidas Podemos en el seno del Gobierno, a pesar de que ambos partidos llevaban en sus programas electorales la presentación de una ley que reconociera los derechos de las personas trans.Este colectivo recordó que en los últimos años España ha vivido una apertura hacia el colectivo trans sin precedentes.Corrales señaló que, tras meses de reuniones en el Ministerio de Igualdad, con el propósito de elaborar un nuevo texto, "las personas del Gobierno 'transexcluyentes' están impidiendo que el texto de ley inicie su trámite en el Consejo de Ministras, bloqueando de manera reiterada la posibilidad de que las personas trans vean definitivamente reconocidos sus derechos".Preguntada por si comparte el borrador de la ley tal y como está planteada, ha afirmado que está "bastante de acuerdo con él”, pero insistió en que "si hay diferencias, se deben debatir para que, por fin, salga adelante una ley muy esperada" por este colectivo y ha exigido el desbloqueo de la ley. 

El partido de la discordia

Mientras tanto, su compañera Irene Montero, ministra de Igualdad, anda a la greña con la vicepresidenta Carmen Calvo en permanente disputa por el maillot amarillo del feminismo.El caso de la ministra Montero es particularmente llamativo porque llevada del impulso propio de quienes se colocan en el extremo de las cosas -quizá para así disimular su ignorancia - ha conseguido dividir al movimiento feminista al tratar de imponer una ley permeada por la teoría “queer” que niega la naturaleza biológico de la diferencia entre mujeres y hombres y sostiene que las identidades sexuales no son fijas sino que son el resultado de una construcción social.La conducta sectaria de quienes dirigen el Ministerio de Igualdad se ha visto reflejada en las horas previas a la celebración del 8 M animando a celebrar manifestaciones desafiando las recomendaciones de la ministra de Sanidad y pese a los datos de contagios y fallecimientos provocados por el coronavirus.Viven de crear o animar conflictos entre sectores de la sociedad.