mismo �

¿Por qué Sánchez sigue ganando en las encuestas?

Lo que ocurre es que quien era la protección contra los rayo se le ha ido del Ejecutivo, y para nada es lo mismo la ‘sucesora’ Yolanda Díaz que el siempre “agresivo, poco estético y antipático” Iglesias (conste que los adjetivos son de un eminente responsable de empresa demoscópica).Un segundo punto en el que hay bastante coincidencia es que, mientras que la división en la izquierda favorece a Sánchez, el fraccionamiento de la derecha perjudica a la oposición.