irresponsabilidad

Falta responsabilidad política

Son aseveraciones, afirmaciones que suelen calar ante el electorado, en el público en general, sin pensar en las consecuencias que puedan ocasionar, sobre todo cuando se refieren a un tema concreto y que puede afectar a millones de personas como en el momento actual es la incidencia que tiene sobre la población la COVID-19.La última en subirse a este grupo de los políticos irresponsables con sus manifestaciones negativas y muy temerarias ha sido la ministra de Industria, Reyes Maroto, cuando sin haber reflexionado ni medido su alcance hablaba de que podríamos recuperar los movimientos de cara a la Semana Santa.

Pablo en misa y en la procesión

Existe, sin embargo, una criatura excepcional que no lo sabe, o que hace como que no lo sabe: Pablo Iglesias Turrión, líder de Unidas Podemos y vicepresidente segundo del gobierno de la nación.Conciliar la pertenencia a un partido (la posesión más bien) tan fuertemente sectario como Podemos, con un alto cargo público de servicio a todos los españoles, ya es difícil, pero pretender no conciliar en absoluto ambas cosas, como al parecer pretende últimamente Pablo Iglesias, y seguir tan campante, es imposible.Estar en misa, esto es, en la responsabilidad de gobierno, y repicando, es decir, en la oposición al propio gobierno, es, más que una majadería, una imprudencia, y más en los tiempos que corren, en los que se busca desesperadamente, más que en ningunos otros, alguna certidumbre y alguna seguridad.