Iglesias Mónica

Sin ganador claro

Ella misma ha reconocido no haber quedado satisfecha al cien por cien del debate, en primer lugar porque siempre se puede hacer mejor, pero también por haberse tratado de un escenario muy difícil para quien está gobernando.La candidato del PP vino en definitiva a confirmar que no es personaje de discurso sistemático brillante, sino de gestos, de chispazos verbales a modo de twits sobre la marcha; de actitud tenaz y valiente , lo cual gusta en el electorado y le está reportando notables éxitos al menos en la calle y las encuestas.