Habrá

Habrá desescalada, pero ¿qué desescalada?

Al final, la clave radica en que la Xunta pretende que esta sea la última vez en la que hay que tomar medidas drásticas, por ello, está dispuesta a esperar a que los datos muestren de manera irrefutable el control de la pandemia antes de relajar las medidas de control y encontrarse, pasadas unas semanas, en que hay que volver a las restricciones.