está

Marruecos avisa de que aún puede hacer el mal

Pero no estamos en ese asunto en este momento, estamos en que hay un país que no tiene vergüenza en anunciar públicamente que está dispuesto a elevar el tono del conflicto.

A vueltas con el estado de alarma

En unos días finaliza el estado de alarma y todavía no está claro que es lo que sucederá a partir de ese momento.

Nos lo tenemos que hacer mirar

La verdad, en este país nos lo tenemos que hacer mirar antes de que se nos vaya todo de las manos. 

Daños psicológicos

Algo que, sin duda, será más sencillo para los más jóvenes.Esperemos que con las ayudas necesarias, aquellos que estamos pasando por esta devastación, nos vayamos llenando de la cordura que proporciona el paso del tiempo y confiemos en que nuestra ilusión crezca a medida que se vayan abriendo caminos; porque como decía Alejandro Dumas, toda la sabiduría humana está contenida en los verbos esperar y confiar… Así que hagámoslo con una paciencia que está mucho más vinculada a la habilidad de saber mantener una buena actitud mientras se espera, que a la de saber esperar.

Iglesias cree que la Policía es la mala

Menos mal que Pablo Iglesias no está ya en el Gobierno.

La prórroga del estado de alarma está un poco más cerca

Por eso, no es extraño que la ministra portavoz, María Jesús Montero, asegurara el lunes que la previsión del Ejecutivo sigue siendo la de no prorrogar el estado de alarma y que, en todo caso, si decidiera hacerlo, sería porque así lo recomiendan los expertos.

Un plan que falla por la escasez de dosis de vacunas

Es posible que tenga datos provenientes de la UE que no quiera revelar, pero la realidad es que todas las comunidades están a medio gas en el proceso de vacunación por falta de dosis.

Las denuncias, en horario no laboral

La cuestión es que si eres policía no puedes dedicarte a poner denuncias contra Echenique por incitar a los actos violentos de los seguidores de Pablo Hasel si estás en horario laboral.

La emoción de patear policías

Sin embargo, parece que en Podemos hay algunos diputados que siguen al pie de la letra los dictados de su líder.

Energías que nos degradan

Está bien que tomemos la recuperación del COVID-19 como una de nuestras prioridades, pero también tenemos que aprender a reconducirnos, cuidándonos entre sí de modo desinteresado, superando los desacuerdos que puedan surgir con la consideración hacia el análogo y a través del diálogo permanente, rompiendo con el egoísmo, como vivero de las grandes maldades.No olvidemos que juntos es como nos hacemos más fuertes para defender ese orden internacional común, tan necesitado de apoyos para ayudar a sanar el planeta y a sus moradores, creando empleos estables y bien remunerados; garantizando así, una mayor equidad y prosperidad que nos concilie.Pensemos que todo en la creación está íntimamente interconectado, lo que nos exige el cultivo de una armónica estética para destronar la violencia de nuestros andares; esa que llevamos, muchas veces, en nuestros corazones.