caza

El Gobierno entiende las quejas de los ganaderos, pero "no hay vuelta atrás" en la protección del lobo

Porque, efectivamente, hasta ahora se han visto en cierta medida abandonadas a su suerte en este proceso", ha manifestado el responsable de la administración central en la materia, que ha considerado que la gestión del lobo "ha descansado fundamentalmente o casi exclusiva" sobre las autonomías, que se han sentido "desamparadas por una omisión del Estado a la hora de acompañarlas en ese proceso".Así, por un lado, ha indicado que los recursos al servicio de la protección de la especie "los han puesto exclusivamente las comunidades autónomas", y por otro lado, el "peso" de la atención a las actividades económicas afectadas que se desarrollan en sus territorios, fundamentalmente la ganadera, también "ha recaído casi en exclusiva o en exclusiva" sobre ellas."Tenemos la obligación y acompañar a las comunidades autónomas, tanto en la gestión de la especie como en la garantía de la preservación de la actividad económica ganadera y sus territorios", ha admitido Morán, que ha abogado por una cooperación entre administraciones: "La colaboración tiene que producirse, pero no para dar una vuelta atrás, sino para avanzar, retroceder ya no está en la hoja de ruta", ha remachado.El responsable de Medio Ambiente, que ha indicado que el proceso para la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas culminará "en cuestión de días", con la elaboración de la correspondiente orden ministerial y su publicación en el Boletín Oficial del Estado, -a lo que seguirá el proceso de trabajo institucional y social-, ha justificado la decisión adoptada en la evolución del lobo en los últimos años y situación actual.Al respecto, ha señalado que hay territorios del país en los que había presencia de la especie -protegida a nivel europeo- pero "ha desaparecido, ha sido exterminado".