borja del campo

Ferrol, la ciudad departamental

La ría, el arsenal y el puerto hacen recordar al visitante que el mar ha sido y es el punto neurálgico de una ciudad llena de encanto.Al ferrolano de siempre, hombre prudente y bueno, austero en formas que no en fondo, le duelen las críticas acerca del estado de su ciudad.