algo más

Legitimar el matonismo

Pero esa derogación de las penas de cárcel (por cierto, ningún matón sindicalista ha entrado en la cárcel por ejercer el matonismo) no puede suponer barra libre a la extorsión física.El asunto está en el Senado, y el Gobierno tiene mucha prisa para presentarlo como una gran victoria social el día 1 de mayo, durante el Segundo Año Triunfal de la Pandemia.

Haciendo familia se hace unidad

Ya está bien de accionar una silenciosa ruptura de los nexos de integración y de aproximación social, algo que la misma tierra nos requiere en cada instante que subsanemos, para que el quebrantamiento no se produzca.