• Sábado, 22 de Septiembre de 2018

Seguridad ante todo

Ya van 49 ediciones, pero los ánimos de los organizadores del Rallye

a van 49 ediciones, pero los ánimos de los organizadores del Rallye de Ferrol están como si esta fuera la primera vez que la prueba se lleva a cabo. Han tenido todo un año para organizar una nueva edición y ahora se enfrentan con la semana más decisiva, la que acaba dando nota a todo el esfuerzo realizado hasta la fecha, el examen final. Y aquí no sirven de nada las chuletas. 
Solo los que han hecho sus deberes todo el año afrontan con ciertas garantías esta prueba y en la Escudería A. Ferrol han hincado los codos todo el año para demostrar ahora que son alumnos de sobresaliente.
Por el momento las cosas van yendo bien. La lista de inscritos cuenta con 76 equipos inscritos, superando las cifras de las últimas ediciones. 
Esto ya es un buen indicador, porque nadie se ha querido perder la cita ferrolana con el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto, a pesar de su fama de ser dura y exigente. 
Pero está claro que aquellos que corren rallyes lo hacen con la intención de demostrar sus habilidades, y para eso nada mejor que una prueba complicada como lo es el Rallye de Ferrol.
Sin embargo, aun queda mucho camino por recorrer y mejor no vender la piel del oso antes de cazarlo. Queda aún una semana por delante, como dije, y sobre todo quedan dos días de competición, los próximos viernes y sábado. 
Será entonces cuando además del buen trabajo de los organizadores, del espectáculo ofrecido por los equipos, será necesaria también la colaboración de los aficionados que se desplacen hasta los tramos para ver en directo la carrera.
Una palabra debe convertirse entonces en el mantra de todos: Seguridad. Porque los rallyes son un deporte de riesgo, y eso no va a cambiar. 
Pero sí está en nuestra mano el minimizar ese riesgo. Para eso, nada mejor que hacer caso a los consejos que desde la escudería no se cansan de repetir año tras año. 
No colocarse nunca en escapatorias, buscar lugares elevados, evitar colocarse delante de muros o árboles, respetar las zonas prohibidas para el público y hacer caso siempre a las indicaciones de los miembros de seguridad. Y de paso, intentar respetar un poco el medio ambiente, llevándonos con nosotros todo lo que hayamos traído sin ensuciar los tramos. 
Entre todos, es posible hacer más grande aún al Rallye de Ferrol. Así, al final del rallye los miembros de la escudería solo se tendrán que preocupar por empezar a preparar las bodas de oro.