• Martes, 25 de Septiembre de 2018

Educar contra el cáncer

Una de cada dos personas nacidas en España desarrollará algún tipo de tumor a lo largo de su vida. Si miramos las cifras en todo el mundo, nos encontramos con que cada año son diagnosticadas 14 millones de personas con algún tipo de tumor.
 

Una de cada dos personas nacidas en España desarrollará algún tipo de tumor a lo largo de su vida. Si miramos las cifras en todo el mundo, nos encontramos con que cada año son diagnosticadas 14 millones de personas con algún tipo de tumor. Y que el cáncer supone la muerte de 9 millones. La mayoría se produce en países de escasos medios y recursos económicos, dónde un 30% de los países carece de los servicios de diagnóstico y tratamiento necesarios. El envejecimiento de la población también hacer prever que la incidencia del cáncer irá en aumento en los próximos años. Aunque no todos los datos son negativos. Desde los años 70 en nuestro país, por ejemplo, se ha triplicado la tasa de supervivencia. Cada vez se sabe más acerca de esta enfermedad y también de cómo tratarla una vez que se presenta. Las mejoras en el diagnóstico han permitido aumentar las posibilidades de sus pacientes así como reducir los costes derivados de su tratamiento. Aunque tan importante o más es la prevención. La evidencia científica sostiene que en el ámbito europeo se podría llegar a evitar un 40% de los tumores con hábitos de vida saludables. Y eso es un amplio margen de mejora que se debe explotar. Para ello resulta muy importante la educación en las primeras etapas de vida. Es ahí cuando resulta mucho más fácil inculcar estos hábitos que pueden suponer una ventaja frente a una enfermedad que no se detiene. Sólo hay que mirar las últimas cifras publicadas por la Sociedad Española de Oncología Médica que señalan que a día de hoy los cánceres ya superan los previstos para 2020 en nuestro país. Cabe pues hacerse una pregunta clave ¿Se educa bien en temas de salud? Para saberlo la Asociación Española Contra el Cáncer viene de hacer una gran encuesta que se ha publicado ahora con motivo de la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer, celebrado este pasado sábado. Los resultados hablan de que es posible mejorar mucho. Entre todos los centros de Primaria y Secundaria encuestados, un 60% no le dedicaba a la enseñanza de la salud más de una hora al mes. Eso a pesar de que un 97% de los docentes lo consideraba como una materia prioritaria. Es indudable que resulta muy importante destinar fondos a continuar con la investigación, pero tampoco es menos importante dedicar esfuerzos a la educación y la prevención. No vistamos un santo para desnudar a otro.