jueves 18.07.2019

Ciencia con Orgullo, también

Durante toda esta semana se desarrolla en A Coruña el Atlantic Pride, el primer Festival del Orugllo LGTBIQA+ que se celebra por estos lares. Antes Madrid y Barcelona entre otras ciudades tuvieron sus diferentes actos para conmemorar una fecha en la que se busca acabar con la discriminación del colectivo LGTBIQA+. Este además es un año especial, en el que se conmemora el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall, en Nueva York, germen de todo este movimiento. En aquel entonces un grupo de travestis y transexuales se rebeló contra los abusos sistemáticos de la policía y se convirtieron así en un icono de la lucha por la igualdad.

Ha pasado medio siglo desde entonces y las cosas han mejorado. Eso es indudable. También lo es que falta todavía mucho camino por recorrer. Puede parecer que habiendo logrado una ley que permite el matrimonio ya se logró todo, pero estamos muy lejos todavía de alcanzar ese momento idílico en el que la condición sexual o de género de una persona no suponga ningún obstáculo cuando se aparta del modelo cis-hetero.

La ciencia no es una excepción en este sentido. Un reciente estudio de tres prestigiosas instituciones científicas británicas revela que un 28% de las personas LGTBIA+ en Reino Unido han estado a punto de dejar el trabajo por el ambiente de discriminación. El porcentaje entre las personas trans era del 50%. La idea de que el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) son ramas del saber sin espacio para sesgos y subjetividades está muy arraigada en la sociedad, con la creencia de que lo único que condiciona la elección y desarrollo de una carrera de estas ramas son las capacidades y méritos de cada persona.

Esto dista de ser así y tanto colectivos feministas como ahora LGTBIQA+ han denunciado como esta supuesta objetividad no se cumple ni es real la igualdad de oportunidades para todos. Una nueva asociación en nuestro país, Prisma, ha nacido con el objetivo de luchar tanto contra esta discriminación como por visibilizar las carreras de personas LGTBIQA+ que sirvan como modelo. Ya han tenido su primera reunión con el ministro de ciencia, Pedro Duque, al que le han solicitado la creación de un código de buenas prácticas, que sería un primer paso en el camino a lograr que ninguna persona LGTBIQA+ se pueda sentir discriminada en el ámbito de la CTI. ¡Mucha suerte en el camino!

Ciencia con Orgullo, también
Comentarios