sábado 24.08.2019

Feismo y “urbanismo de recuperación”

ctualmente los instrumentos para acabar con el feísmo presentan dos vertientes ,la preventiva que se manifiesta mediante el planeamiento y la represiva mediante sanciones y demoliciones que tiene como objeto hacer desaparecer las edificaciones ilegales. Digamos pues que el feísmo se combate y se reprime no solo por la ordenación de las edificaciones y por sanciones sino también porque actualmente se emplean más recursos en el aspecto exterior de los edificios y en consecuencia hoy el feísmo no alcanza la magnitud de tiempos pasados.
Este proceso histórico ha dejado a un lado el fin o la eliminación de las secuelas consolidadas, herencia del feísmo con origen en los años 60 y 70 del siglo pasado cuando a la par que un desarrollo económico importante en España se levantaban numerosos edificios sin procurar una mínima estética en sus fachadas. El gresite y alicatados cubrían las caras exteriores de los inmuebles urbanos, fachadas planas y amorfas de aquel tiempo, la uralita vista en sus tejados y la pobre carpintería exterior completaban estos edificios que se propagaron por muchas ciudades y pueblos.
¿Pero qué hacemos con estas secuelas que han degradado muchos núcleos de hermosa arquitectura histórica de época? Se hace necesario articular políticas de transformación o eliminación de estas fachadas que desgraciadamente acampan en muchos asentamientos históricos de ciudades y pueblos. Administración y propietarios han de encontrarse en estos objetivos que a la larga pueden tener consecuencias económicas positivas. 
Inventariar las edificaciones afectadas y recuperar de los archivos fotográficos e ilustraciones el diseño de las antiguas fachadas puede ser un primera paso. 
Hermosos barrios como el de “La Magdalena” pueden volver a tener una nueva etapa de esplendor .Los ayuntamientos los primeros agentes activos que han de ser sensibles en los proyectos de remodelación de espacios públicos e inspirarse en lo “bien conservado” que en el caso de Ferrol cuenta con múltiples ejemplos: Amboage, Cantones, construcciones militares..
 

Feismo y “urbanismo de recuperación”
Comentarios