viernes 20.09.2019

LA ORQUESTA JOVEN DE LA OSG

Como hace un año vuelve a visitar Ferrol de mano de la Sociedad Filarmónica Ferrolana la Orquesta Joven de la OSG
 

Como hace un año vuelve a visitar Ferrol de mano de la Sociedad Filarmónica Ferrolana la Orquesta Joven de la OSG, de la que recordamos en aquella ocasión el “estreno” de la Obertura para Fuenteovejuna, del desconocido compositor de Cedeira Bernardo Freire, de la que se sirvieron en su día para la recuperación histórica del maestro que realizó una brillante carrera en Uruguay sin olvidar sus raíces gallegas que se manifiestan en su obra. Esta vez la joven orquesta integrada por una pletórica plantilla dirigida por Alberto Zedda, director y musicólogo vinculado a Galicia sobre todo a través del Festival Mozart de A Coruña, ofreció un interesante programa que comenzó con la Obertura Trágica en re menor de Brahms, una obra sobre la que  Hugo Wolf comentaba que nos hace pensar en un fantasma de un drama shakesperiano, si bien se trata una creación de música pura con momentos en que el motivo se interioriza para transcurrir el desarrollo como una enigmática marcha –fantasmagórica–.  La solista Silvia Rozas protagonizó la segunda obra de la primera parte en el Concierto para flauta de Carl August Nielsen, el compositor que afirmaba que “la música es vida y como ella, es inextinguible”. Así se desliza el compositor en el instrumento dormido para despertarlo en esta obra de corte neoclásico que transcurre a través de dos únicos movimientos: el Allegro Moderato y el Allegretto-Adagio, destacándose en ellos el permanente diálogo del  solista con el resto de la orquesta. Mejor técnica la de la jovencísima Silvia Rozas que capacidad expresiva. En la segunda parte la Joven Orquesta encandiló al público con la Sinfonía Nº 1 en do menor de Bruckner. Obra de armonías exuberantes y poderosas estructuras que confirman la perfección formal del compositor y un carácter casi espiritual. La orquesta la interpretó con buen sonido, cálido, natural, precisión en los “crescendi” de intensidad y en la energía rítmica de determinados fragmentos. Un buen concierto que habla del importante potencial musical de nuestros jóvenes intérpretes que muy pronto serán figuras y embajadores de la buena música que se hace en Galicia.
 

LA ORQUESTA JOVEN DE LA OSG
Comentarios