viernes 22/1/21

Sindiós de dioses

anto progresistas como conservadores han hecho uso y abuso del dicho bíblico “dios proveerá”, sustituyendo a dios por sus siglas, para decirnos, nosotros os proveeremos. Erigiéndose sin vergüenza ni recato en los proveedores, los dadores, los facilitadores, los infalibles seres de toda intendencia material y espiritual, capaces de multiplicar panes y peces, convertir el vino en agua y hacernos buenos hasta la maldad de consentirlos. 
Así se han comportado y comportan tanto los que se jactan de ser cristianos como aquellos que se proclaman ateos, pese a reconocer unos que solo a dios le cabe esa suerte de magia que no debería invocar sin pecado el hombre. Y a expresar los otros el terrible daño que produce en él y en su relación con los demás esa insana comunión, capaz de desorientarlo de su verdadera misión en la tierra y en su relación con ella y con los demás seres que la habitan. En fin, que lo que para unos es sacrilegio y para los otros razón suficiente para expulsar a perpetuidad a dios de escuelas y templos, es adoptado por unos y otros para presentarse ante nosotros como lo haría su pecado, emputenciendo la realidad con un mensaje que viene a frustrar en nosotros toda esperanza de crecer, de madurar, de entender que lejos de nuestro individual y común esfuerzo nada vamos a tener y nada vamos a conseguir que no sea esta legión de hombres dios que nos devoran en todos los frentes y nos enfrentan con todo “dios”.

Comentarios