Jueves 25.04.2019

Consumador y consumadores

Un senador romano preguntó a un general que negaba la victoria que confirmaba con la afirmación de la guerra que ocultaba: “Si toda resistencia ha sido aniquilada, ¿contra quién luchamos?”. 
Una pregunta de esa naturaleza estaba en la cabeza de los miembros del Tribunal de Estrasburgo durante la intervención del presidente Sánchez, al que le habría gustado preguntar qué sentido tiene la figura de un mediador para resolver un conflicto entre el Estado y una de sus partes, de espaldas a sus respectivos parlamentos y rigiendo como lo hace el Estado de Derecho y la independencia judicial. 
Es más, cómo se consiente gobernando con aquellos en los que reconoce “que prima la crispación sobre el acuerdo y que recurren a la mentira, la manipulación y los agravios”. 
El general pedía al senado medios para una guerra que afirmaba finiquitada, el presidente pide al Tribunal que tenga fe en aquellas instituciones de las que él se fía en la misma medida en que desconfía. 
Contradicción que confirma el atribuirles en su narrativa bondades que la presencia del relator les niega. En el último momento el peligro ha sido conjurado gracias a la presión interna y externa, pero el daño está ya hecho, el Tribunal ha tomado nota. 
No obstante, en los próximos días la oposición con el PP al frente se va a manifestar contra el presidente y el senador seguro que le preguntaría: “Si la traición la consuma Sánchez de dónde viene la hasta hoy consumada”.

Consumador y consumadores
Comentarios