miércoles 21.08.2019

Moviola o hemeroteca

Les cuento: el juzgado de instrucción número seis de A Coruña que ¡desde hace siete años y pico! lleva investigando el supuesto fraude en cursos de formación subvencionados por la Xunta, espera en junio el informe encargado a la Intervención General del Estado (siete años y pico que tarda el Estado en contestar a un requerimiento judicial) que tiene, entre otros imputados a empresarios tan conocidos como Gerardo Crespo y Eliseo Calviño, amén de funcionarios de la administración gallega y tal vez recuerde a Pachi Lucas un  empresario del círculo más íntimo del señor Feijóo (conocido en la trama como  el conseguidor) y otros treinta y tantos personajes que están acusados de fraude, estafa y otras cosillas. 

Así pues, en junio el VAR resolverá uno de los misterios que nos tuvo a todos en vilo. Y tenemos otros nombres sonoros como Pikachu, Pokémon etc., etc. con políticos en el turbio  asunto, que están a la espera de una resolución. ¡Viva la hemeroteca, maldita memoria

Mientras la moviola nos trae nuevos datos de aquella operación rescate que no iba a costar nada a los ciudadanos, según juró Rajoy en el Parlamento, la moviola descubre que sí. Al final millones y millones para salvar a la banca, vergonzosa cantidad de la que se recuperó el ocho por ciento. ¡Bienaventurada la moviola que desnuda a los mentireiros! 

Y ¿qué descuben las últimas noticias sobre Bárcenas, la caja B del PP y el trabajo sucio desde las cloacas de seguridad? Pues que por cuarenta y ocho mil euros el chófer de Bárcenas facilitó, robó, documentos del extesorero-gerente documentos que ponían en evidencia al PP de Rajoy, donde –mire usted por donde– era un esforzado meritorio el actual líder, Pablo Casado. El misterio de todo esto no es quién se llevó la pasta, cuánto se repartió, sino como todos –Rajoy en sede judicial junto con Aceves, Arenas, Cospedal, Trillo y un largo etcétera– no sabían nada, no les constaba nada y como no leían los periódicos no les llegó ni una coma de temas como Gürtel, Púnica y ahora, anda, el caso de los cursos con trampa.  

Y ahí van sacando pecho mientras esconden su mochila donde van cargando cada vez más eso de la igualdad de todos; de los privilegios de unos territorios sobre otros en una lucha de banderas para ver quien saca la más grande.

Sigan atentos a la actualidad, a la moviola y la hemeroteca, antídotos a tanta mentira y tanto fraude.

Moviola o hemeroteca
Comentarios