sábado 07.12.2019

La quiniela

Ya saben: unos las cubren con ayuda de un dado. Un pariente ponía la “X”, el “2” o el “1” según la geografía: ¿Madrid-Burgos? Madrid que es “mayor” y un amigo mío espera la opinión de los periódicos y la radio para “copiar” el resultado. 

Los hay, también, que votan por “patriotismo” y repiten “X”, “2” juegue su equipo donde juegue y contra quien sea. Los hay que razonan –capacidad del equipo, plantilla y entrenador; situación en la tabla, historial deportivo, etcétera– y hay quien cierra los ojos y ¡a cubrir el boleto! 

Lo que parece claro es que, para ganar, hay que atar todos los cabos y luego esperar a la suerte, puesto que los resultados dependen de muchas cosas y la cantidad lo premiado del número de acertantes.

Pues eso es lo de mañana: ojo que todo el mundo está pendiente del Barça y aquí tenemos el Depor, el Celta, el Lugo, el Arenteiro, el Racing de Ferrol, etcétera, etcétera, y como dice Feijóo (ahora, antes no se le oía) en Galicia queremos tanto como los demás…

Hay que reflexionar dónde colocas, en la quiniela de mañana, tu firma. El resultado deseado. Y ¿qué pides en general? Ganar. Ganar tú y los tuyos y, de paso, el equipo al que apoyas, la afición que le sigue y la ciudad, tus paisanos, que le aplauden.

En uno de los párrafos anteriores hacíamos referencia al equipo, a su trayectoria, el esfuerzo de su gente y la cabeza bien amueblada para acertar con la táctica y llegar sí al resultado final. 

También contábamos antes que muchos cubren su quiniela al aire de lo que le sugieren los medios de comunicación, pero todo vemos que no es lo mismo lo que cuenta, mejor dicho como lo cuento, “Marca” que “Sport” o “Mundo Deportivo”, diarios en los que a veces sus comentarios son de auténticos hooligans de unos colores…

Si en vez de una quiniela cubrieras una apuesta sobre los resultados electorales –dicen que en el Reino Unido es común ese tipo de apuestas– tendrías un poco más de cuidado en donde colocabas tanto tu corazón como tu cabeza. 

Al igual que en las quinielas hay que estudiar el equipo que figura en la alineación de tu provincia. Repasar los últimos resultados. Ver cómo se esfuerzan en el campo –vamos si sudan la camiseta–, qué táctica emplean, cuántas faltas hacen o hicieron.

¡Ah!, y ojo con los que quieren cargarse la liga y por eso embarran el campo de juego.

La quiniela
Comentarios