Lunes 22.04.2019

Fichajes, bajas y huidos

Coincidiendo con el “calendario laboral de los peloteros”

Coincidiendo con el “calendario laboral de los peloteros” el mundo político compite con el mundo del balón y, por eso, mientras el Depor hace fichajes, intenta compensarlo con bajas y espera que no “huyan” sus estrellas,  los políticos (llamados también partidos) bajan al mercado para renovar “el vestuario”. 
En Marea y Podemos, algunos le llaman desbandada, hay más bajas que traspasos aunque, dicen los maliciosos, que ya hay quien piensa pescar en ese mercado. 
Lo más destacado, en cuanto a fichajes, destacando que Terra Galega se integra en la lista del PSOE arteixén, está en Pepu, un campeón fichaje personal de Sánchez, y la “selección” formada por ERC, el BNG y Bildu para jugar la Copa de Europa. 
Luego tenemos a Ciudadanos, que dice contar con mil “siareiros” y que va a presentar equipos en cien municipios. En el Partido Popular también “fuxidos”, más que traspasos, a Vox que espera ¡al 23–F! para presentar las cuentas y contarnos su cuento sobre el golpe de Estado y, tal vez, presentarnos algún fichaje encontrado entre aquellas figuras aún vigorosas y firme el ademán. Salen al campo para impedir la victoria de los “nacionalistas”¿? de Feijóo…
Tampoco estará de más conocer a los “sponsor” de los viejos y nuevos partidos, aunque ya se sabe la cifra que van a cobrar –los partidos recibirán a lo largo de este año un total de 52,7 millones de euros por orden de la Ley de Financiación de los Partidos Políticos. 
El reparto se hace, al igual que en el fútbol, por su clasificación en la liga de los estrellados y sale ganando el PP seguido por el PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y En Marea. ¿Hay o no dinero para más fichajes? 
Aunque ahora solo estamos en los entrenamientos ya se iniciaron las hostilidades: Gonzalo Caballero, PSOE, asegura que ediles del Partido Popular se suman al clamor contra la política sanitaria de Feijóo (Cangas, por ejemplo), mientras Tellado, seleccionador, entrenador y masajista del PP, reivindica la táctica de jugar por el centro y la derecha pues lo demás (quiere decir, en realidad, los demás) no van a llegar a la portería contraria. 
Y naturalmente, al igual que en el balompié, llegan las quinielas. La primera la firma el CIS que, sin jugarse ni un solo partido, da un rotundo ganador: el PSOE y desciende el Partido Popular. Claro que la crítica ya dijo que “la cocina” de ese trabajo huele mal y que solo puede tragarse si compran al árbitro…   

Fichajes, bajas y huidos
Comentarios