viernes 4/12/20

Mortadelo, Torrente y Curro

Las protestas de los agricultores por sus escuálidos ingresos sobre lo que producen, no es de ahora; la cosa viene de viejo. Quedarán quienes recuerden lejanas tractoradas en Madrid por lo mismo; derrames de frutas y hortalizas por los suelos de las calles, o el regalo de sus productos a los ciudadanos. Si vendes tus cosechas a intermediarios y mayoristas serán ellos quienes les pongan precio, y tú tragas, vendes, y te jodes, o te las comes, y también. Lo mismo ocurre a productores de leche, y también a aceitunas altivos, que vendían sus aceitunas a italianos que hacían con ellas “aceite italiano”. En este mundo global, puedes encontrar pimientos del piquillo de Navarra, o del “piquillo de Perú”, con poncho y mucho más baratos. Ya no hace falta que Valentín González (el “Campesino”, famoso militar del Ejército Republicano en la guerra civil), vuelva a defender al campesinado español; para eso está ahora Santiago Abascal, líder de la ultra derecha VOX. Me muevo en la duda de si este tío se columpia entre el personaje de Mortadelo, el de la TIA, por su capacidad de disfrazarse de lo que haga falta, o el del patriótico Torrente, el brazo tonto de la ley, con quien aparenta comparte virtudes patrióticas, excluida, creo, la devoción de Torrente por el Fari. Es una lástima que no estuviera, cuando los franceses tiraban de los camiones fresas, tomates, y otras cosechas españolas en los Pirineos, defendiéndolas como un “Curro Jiménez” cabalgando en su jaco y trabuco en ristre, flanqueado por Ortega Smith con un fusil de guerra. Otro al que también le va la marcha justiciera. 

Comentarios