Martes 18.06.2019

Morirse de asco

No hablaré de las elecciones en Andalucía. Al cabo, los andaluces votaron lo que les salió de allí. Y no pregunto si eran tontos y se volvieron listos, o eran listos y se volvieron tontos. Así que: con su pan se lo coman. Dije hace unos días, que la perra que parió el fascismo tuvo una nueva camada. Y ¡zasca, elecciones en Andalucía! Vox populi, voz Dei; a rascarla a Parla, y cada loco con su tema. Así están las cosas, señoras y señores. Luego sale algún gilipollas diciendo que la culpa la tienen los independentistas catalanes. ¿La culpa de qué? ¿Acaso votaron en Andalucía? El Bonilla se hace el tonto sin esfuerzo, y dice que no sabe qué quiere Ciudadanos. Pues te lo digo yo, neno: Quiere pasaros por la piedra. Visto el “éxito” de Vox, (la fachada), si volviera el contralmirante Antonio Azarola Gresillón, asesinado por compañeros franquistas en el 36, detrás de las cocinas del Cuartel de Infantería de Marina de Ferrol, y viera ésta mierda, no lo fusilarían. ¡Se pegaría un tiro, o moriría de asco!

Morirse de asco
Comentarios