Locura telemática

Mientras el TC negó a Puigedemont la participación telemática, delegada, o por representación, en una consulta parlamentaria, y la exige presencial, el Sergas, en el Arquitecto Marcide, impone a pacientes consultas telemáticas.

Mientras el TC negó a Puigedemont la participación telemática, delegada, o por representación, en una consulta parlamentaria, y la exige presencial, el Sergas, en el Arquitecto Marcide, impone a pacientes consultas telemáticas sobre la presencial en varias de sus especialidades. Si esta cosa del TC causa jurisprudencia, lo del Marcide la contraviene. Por tanto, colijo que las consultas telemáticas del Marcide (no sé si paridas e impuestas por el Sergas, para reducir listas de espera a costa de disminuir calidad asistencial a personas maluchas), son inconstitucionales y abren vía judicial para abolirlas. ¡Manda carallo nenos, lo que llega a parir una mente desequilibrada! Me refiero no a la del responsable de esta práctica del Sergas, sino a la mía y, por extensión, a quienes, jueces inclusive, puedan estar de acuerdo con mi razonamiento, Si comparten mi opinión, pidan consulta telemática, o telepática, a la  Unidad de Salud Mental.