• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

La Casa Irreal

Para hablar de este asunto sirve lo de que “De casta le viene al galgo”. En efecto: El abuelo, Alfonso XIII, ya tuvo pasta en Suiza.

Para hablar de este asunto sirve lo de que “De casta le viene al galgo”. En efecto: El abuelo, Alfonso XIII, ya tuvo pasta en Suiza. Su hijo, el Conde de Barcelona, también. Y su nieto. Juan Carlos I, idem de lienzo. ¡Ah. Las tradiciones familiares de los Borbones son una gozada! Sólo los tontos no lo sospechaban; pero la Princesa Corinna zu Sain-Wittgenstein, ha abierto su bien dibujada, carnosa (y sensual, añado) boca teutona, y lo ha confirmado: —El Demérito Rey Juan Carlos, tiene dinero negro en Suiza. ¡Cojones! –dijo la Condesa de Romanones– mira por donde, tal parece que continúa la saga de posibles delincuentes no enjuiciables por irresponsables. ¿Y quién soy yo, para llevar la contraria a la Marquesa? Sólo un súbdito rastrero, como otros, que se ha quedado sin algún derecho social porque otro fulano no ha pagado sus impuestos al fisco, como hacen los bien-nacidos. Me pregunto: ¿A quién irá a parar esa pasta, cuando Juan Carlos plante la maleta? ¿Tal vez a la ONG Borbones. com?